El nido de las olas

Tours en Veracruz > Historia y Cultura > El nido de las olas

Con una población de 552, 156 habitantes (INEGI, 2010) la ciudad y puerto de Veracruz está ubicada a 90 km de la capital Xalapa y a 400 km de la Ciudad de México, fundada por Hernán Cortés en 1519 convirtiéndose así en el primer ayuntamiento de América. Con el paso de los años todo evoluciona, es un constante cambio que inevitablemente sucede, y pasa también con las ciudades, Veracruz, uno de los principales destinos turísticos del país y una de las ciudades favoritas por los mexicanos no es la excepción. Durante el 2017, en la ciudad fueron muy notorios los cambios y/o remodelaciones que en su momento el ayuntamiento de mano del gobierno estatal y federal, fueron realizando en la ciudad, como principal objetivo preservar el centro histórico, pero dándole una nueva cara; plazas públicas, museos, monumentos, calles y avenidas que datan de 1800 y 1900 recibieron rehabilitación. Y esto siendo aún más notorio dada la cercanía de los 500 años de la ciudad de Veracruz, ayuntamientos pasados también realizaron rehabilitaciones, en mayor o menor medida, esta vez el proyecto recibió el galardón de la 14 bienal de arquitectura mexicana en su categoría “Espacios Públicos”.

“Yo nací con la luna de plata, y nací con alma de pirata…” Agustín Lara (1897-1970). Y así como lo sentía el importante compositor y cantante, oriundo del bello y tradicional Tlacotalpan, pero con el corazón en el puerto de Veracruz, el gran Agustín Lara, así se identifican muchos Veracruzanos al pensar en su ciudad.

Para la población del puerto de Veracruz “muchas cosas siguen siendo lo mismo”, así lo comenta Lourdes Rodríguez, habitante de esta ciudad. “Veracruz es una ciudad muy bonita la verdad, es una parte del estado que recibe a muchos turistas, que siempre ha sido opción, y que cada año ha buscado mejorar, tal vez mejoramos en algo y descuidamos otra parte, verdad, pero siempre buscando dar lo mejor” nos explica. Al paso de los años la población también ha ido cambiando, migrando, creciendo, etc. Y así también sus creencias, comportamientos, costumbres (en cierto grado). “Los veracruzanos somos muy alegres, nos gusta ayudar a los demás, tener un espacio para poder estar con nuestra familia, con nuestros amigos y olvidarnos de los pocos o muchos problemas que tenemos, en lo personal, me gusta mucho ir al malecón y ver la cantidad de turistas que visitan Veracruz en algunos momentos del año, como en el carnaval, o en las vacaciones de verano” dice Lourdes.

Como ya se mencionaba, la edad es un factor muy importante del como ve la población a su ciudad, “pues es bonita, pero podría estar mejor, tiene muchas partes que no se ven bien, que no están bien, por ejemplo en el mero centro, allí hay edificios que la verdad están muy descuidados y eso pues no hace que se vea bonito ni que los turistas quieran venir” nos comparte Paulina, estudiante de bachillerato y habitante del Puerto de Veracruz. “Está muy bonito, es muy bonito, pero nada que ver a lo que era hace unos años, cuando yo era niña, nombre, de ahí comenzó mi gusto por ir al malecón, mi papá nos llevaba a mis hermanos y a mí, porque pues no había dinero para otra cosa verdad, pero la pasábamos mejor que nunca, disfrutábamos de Veracruz y convivíamos que era lo más importante creo yo” nos dice Lourdes. En 2017 el investigador del INAH Veracruz, Armando Ruiz Aguilar, declaró que a pesar de las rehabilitaciones que se han realizado en la ciudad, “se está muy lejos de solicitar la declaratoria de ‘Patrimonio Mundial de la Humanidad’ a la UNESCO, ya que, si bien existe un avance en el rescate de la ciudad, todavía falta que los dueños de los inmuebles en mal estado inviertan recursos para su acondicionamiento”.

“Veracruz, pedacito de patria que sabe sufrir y cantar…” Agustín Lara (1897-1970)

Actualmente la remodelación del municipio está en marcha, como cada 4 años (periodo de ayuntamiento) se busca preservar el centro histórico, pero así también comienzan las principales “trabas” que llega a tener el INAH, que aunque es una dependencia de gobierno federal, que busca garantizar la conservación y protección del patrimonio histórico del país, los municipios terminan teniendo la ultima palabra, y así en cada ayuntamiento los tintes partidistas llegan a ser más relevantes que el verdadero fin del cuidado y protección del corazón histórico de la ciudad. “Sí, claro que me gusta Veracruz, pero por ejemplo en mi caso no vivo en el mero centro, y realmente cuando tengo que venir para acá no es como que disfrute al cien por ciento, prefiero ir a una plaza, o a la playa, pero no al centro, y si puedo evitar el ir para allá, lo hago” explicó Paulina. “Pues vivo aquí, y de verdad que disfruto ir al centro, tal vez no es el más bonito de México, pero para mi trae muchos recuerdos y vivencias que tuve de niña y que he tenido ya de grande, trato de llevar a mis hijas, de que les guste el lugar donde nacimos, donde crecí y ellas lo están haciendo, creo que la clave es poder encontrar lo bonito en donde los demás no lo ven o no lo notan, siempre lo digo como buena jarocha (ríe)” comparte Lourdes. Buscar el bien común, ese es el objetivo principal, pero la pregunta que sale a relucir… ¿Cómo podemos lograr que el centro histórico de la ciudad resurja de entre las cenizas en las que está?

Leave a Reply