Xalapa, Xico, Coatepec y yo.

Tours en Veracruz > Turismo > Xalapa, Xico, Coatepec y yo.

¿Cuántas veces no hemos escuchado decir «Si ya fui a un lugar una vez, ya lo conocí completo»? Muchas ¿no es así?. Bueno yo era una de esas personas que pensaban que con ir una única vez de viaje a algún lugar ya había conocido lo suficiente de él, pero estaba completamente equivocada.

Hace unos días se me presentó la oportunidad de tomar el tour Xalapa, Xico y Coatepec, dije que sí pero en mi mente pensaba: -«Ya conociste esos tres lugares, ¿a que vas nuevamente?»- de todas formas alisté mis maletas y partí a la aventura que me esperaba.

Todo comenzó a las 8:00 a.m. nuestro transporte ya nos estaba esperando puntual y con todas las medidas de sanidad que se deben tomar por cuestiones de pandemia, lo cual es muy importante. El operador y guía del tour fue el mismo que mi último viaje, lo que me agradó mucho ya que, al igual que la última vez nos fue comentando datos importantes e interesantes de los lugares que pasábamos y que, a diferencia de mi primer viaje a Xalapa, Xico y Coatepec hacía el viaje mucho más divertido y emocionante.

Después de poco más de una hora llegamos a nuestra primera parada: el Museo de Antropología de Xalapa (MAX), en el cual pudimos ver muchas piezas de las diferentes culturas antiguas que vivieron en todo el Estado de Veracruz. Muchos pueden llegar a pensar que es algo «aburrido» o » sin chiste» pero créanme que es todo lo contrario, es sorprendente e inimaginable el ver todo lo que nuestros ancestros lograban realizar con artefactos tan simples y comunes como piedras ó ramas. Desde piezas de gran tamaño hasta piezas de tamaño diminuto se encuentran exhibidas en el museo, realmente es una experiencia que no debes perderte si visitas Xalapa.

Después de ello nos trasladamos al Pueblo Mágico de Coatepec el cual es famoso por su café, así que visitamos el Museo del café.

Solo al llegar a la puerta del lugar ya se podía sentir ese aroma tan delicioso e inigualable de los granos de café tostados. Comenzó nuestro recorrido con una explicación de todo el proceso de esta maravillosa bebida, desde su cultivo hasta que llega a la taza. Nos explicaron los tipos de plantas y frutos que se pueden dar en la región y la comparación de ellas con las de otros lugares como Colombia ó Chiapas, lugares que también son famosos por la producción de esta bebida. Una vez terminada esta explicación procedieron a darnos una pequeña degustación de uno de los tres tipos de formas de preparación que realizaban en el lugar, los cuales eran: Expresso, Americano ó Latte, también nos dieron algunas galletas de nuez con azúcar y nos explicaron la forma correcta de tomar café.

Fue una experiencia diferente y única, pues la mayoría de personas lo tomamos de una forma incorrecta y no logramos activar todo el potencial y sabor que nos puede llegar a ofrecer esta bebida. Al término de la cata pudimos visitar un pequeño plantío de café donde nos explicaron las condiciones en las cuales se debe plantar y cuidar la planta e incluso el proceso para poder cosecharlo de una manera correcta.

Para finalizar este maravilloso recorrido pasamos a la tienda de recuerdos donde vendían una gran cantidad de productos a base de café como licor, jabones, pulseras y mucho más. Fue una experiencia muy grata e ilustrativa, puesto que nunca me había puesto a pensar todo el arduo proceso que conlleva la realización de una sola taza de café.

Nuestra siguiente parada fue Xico, más específicamente las cascadas de «Texolo» y «La monja», las cuales desconocía su existencia y su ubicación.

Para llegar a la primera cascada (Texolo) hicimos una caminata por el bosque, en la cual pasamos diversos puentes donde podíamos admirar escenarios naturales hermosos, que incluso parecían sacados de pinturas famosas, desde arroyos hasta montañas cubiertas completamente por un color verde encantador, realmente eran vistas sin igual. El descenso duró poco más de 20 minutos, en ciertos lugares se encontraban pequeñas cabañas donde podías descansar y seguir maravillado con los paisajes que estaban a tu alrededor.

Una vez que llegamos al mirador de la cascada mis ojos se sorprendieron de tan hermosa vista, nunca había visto algo igual, parecía una escena sacada de una película de magia o fantasía. Como fotógrafa puedo decir que es uno de los escenarios más bellos para los amantes de la fotografía de naturaleza o incluso una grandiosa locación para los fotógrafos de retrato, aunque no es necesario que seas amante de la fotografía para que quedes maravillado y disfrutes de este increíble lugar. 

Para poder admirar la siguiente cascada teníamos que regresar al lugar donde llegamos y la verdad fue algo cansado y difícil pero de verdad es un sacrificio que vale la pena tomar, pues la experiencia y la vista son algo que no tienen precio.

La siguiente cascada que visitamos fue la de «La Monja«, la cual logramos apreciar más de cerca que la anterior. Un lugar lleno de vida y belleza, podíamos escuchar la caída del agua al golpear las rocas del fondo, la corriente del río y el hermoso sonido de las aves del lugar, es una experiencia que realmente recomiendo hacer si eres amante del eco turismo o si solo quieres visitar un lugar para relajarte y renovarte.

Y para finalizar este gran tour, fuimos al centro del Pueblo Mágico de Xico en donde pudimos pasar a degustar la comida más rica y económica que he probado.  Al llegar al restaurante nos recibieron con una alegría como solo en Veracruz pueden ofrecer.

Al sentarnos nos dieron una pequeña entrada de cortesía la cual era una tortilla hecha a mano con nata de leche salada, platillo típico de Xico. Una vez terminamos la entrada nos entregaron el menú, en el cual se encontraban diferentes platillos típicos de la región como lo es el mole o los tamales canario, entre estos platillos se encuentra la famosa «Xiqueñada» la cual contiene pequeñas porciones de platillos y bebida originarias de Xico como enmoladas, carne salada, queso de Xico, frijoles y licor «Mora» el cual está hecho a base de jugo de zarzamora y alcohol de caña, es un manjar para el paladar.

Al término de la comida dimos un pequeño paseo por las calles del centro de Xico, las cuales realmente tienen un estilo colonial que las hace tan diferentes y hermosas, compramos recuerdos y nos tomamos la foto en las famosas letras de Xico que no pueden faltar si visitas algún Pueblo Mágico.

Con esto concluyó nuestro maravilloso viaje, abordamos nuestro transporte y disfrutamos de una siesta en los cómodos asientos. Gracias a este viaje pude comprender que no importa cuantas veces visites un lugar, siempre habrá algo nuevo que conocer o una experiencia nueva que vivir y realmente el poder hacerlo con profesionales es aún mejor, ellos te ayudan a tener un viaje sin estrés por saber como transportarte o el estar buscando que hacer, con ellos solo te debes de preocupar por cuantas fotos vas a tomar.

Si tienen la oportunidad de tomar este tour se los recomiendo ampliamente, no se arrepentirán.

 

Por: Michell Alfonsin (Tours y Tickets Operador Turístico y DMC )

Leave a Reply

Escribir en WhatsApp
1
📲 Pregúntanos en WhatsApp
¡Hola! 👋
Te recomendamos los Tours a Catemaco o los Paquetes con Acuario. ¡Pregúntanos! al WhatsApp: (229) 9329219